el fracaso energético alemán: Cómo seguir quemando carbón en nombre de las energías renovables


"No es fácil ser verde", decía The Economist hace unos años hablando precisamente de la Energiewende alemana. La 'Transición energética' que venía de Berlín y se convirtió en la promesa de que incluso uno de los países más contaminantes del Europa podía soñar con un futuro verde. Pero los sueños acaban siempre encontrándose con la realidad.

Y esa realidad es que pese a los objetivos de alcanzar el 80% de renovables en 2050, en 2016 (seis años después de que se iniciara la transición) más de la mitad de la energía alemana sigue dependiendo directamente de combustibles fósiles y las emisiones de CO2 han vuelto a subir en 2016. ¿Ha fracasado la Energiewende? ¿Qué podemos aprender de la estrategia alemana?

La paradoja alemana

Paradoja. Ese el término que mejor describe cómo es posible que el país donde nació el ecologismo político sea, cincuenta años después, uno de los países que más emisiones producen. Ha llegado a ser líder mundial en la producción de dos tipos de energía: la solar y la producida por lignito.

En el año 2000, el gobierno de verdes y socialdemócratas puso en marcha una iniciativa para forzar a los proveedores energéticos a aumentar el suministro renovable en los siguientes 20 años, la Energiewende. Eso, y el hecho de que quemaran carbón como si no hubiera un mañana, convirtió a Alemania en un ejemplo para todo el mundo.

Alemania (a diferencia de Francia y su uso intensivo de la energía nuclear) realmente tenía un problema de emisiones de carbono, por lo que el reto de acometer "Transición energética" en una de las potencias industriales del mundo y sin perder productividad era realmente interesante.
El paraíso verde...


Y decidieron apostar fuerte: la energía renovable no ha dejado de subir (incluso por encima de la media europea) desde entonces. El problema es que lo ha hecho de forma descoordinada. Como hemos explicado otras veces, apostar por las energías renovables es más que instalar turbinas eólicas y placas solares.

En 2015, el norte de Alemania (la zona que concentra la mayor producción de energía eólica) produjo 4.100 gigavatios hora que no se pudieron utilizar. Suficiente para abastecer un 1.2 millones de hogares durante un año.

El gobierno alemán no entendió que el elemento fundamental de la transición energética es la reforma de la red eléctrica. Y, cuando lo entendió, se dio de bruces con la contestación social: la gran autovía energética que debía vertebrar el país lleva años en vía muerta por problemas políticos y sobrecostos salvajes.

Los más de mil millones de gastos de mantenimiento derivados del excesivo nivel de energía que tiene la red nacional son todo un problema y es una de las cosas que explican que haya redes inteligentes privadas(como SonnenCommunity) que estén ayudando a optimizar la energía de todo el país.

...que sigue quemando carbón

Nada de esto impidió que en 2011 y tras el desastre de Fukushima, se anunciase el cierre definitivo de ocho centrales nucleares. Ese cierre se culminará en 2022, pero apagar la central de Grafenrheinfeld ya tuvo un efecto directo sobre el nivel de emisiones de dióxido de carbono. Unas emisiones que siguen subiendo.

Sin energía nuclear y sin reformar la red, Alemania sigue quemando carbón en nombre de las energías renovables. Hoy por hoy, las distintas variedades del carbón siguen estando por encima del 40% y, solo ellas, representan casi un tercio de las emisiones del país.

Cada día que pasa, hay más dudas sobre la Energiewende alemana y los rumores de que el Gobierno va a verse obligado a frenarla son cada día más fuertes. Pero sea como sea, sí que parece claro que casi 20 años después, la estrategia de transición energética ha sido un fracaso y que, como dicen los verdes finlandeses, sin energía nuclear es muy difícil recortar las emosiones en un corto periodo de tiempo.





Sonnen Community, primera red P2P energética en Alemania


No son ni una, ni dos. Miles de familias alemanas producen y comparten energía formando el mercado energético P2P más grande del mundo. ¿El resultado? Energía ilimitada a coste cero. Sí, a coste cero.Aunque la verdad eso es lo de menos: no es lo revolucionario del asunto.

Pero, ojo, no porque el coste de producción, almacenaje y mantenimiento hayan alcanzado ya la gratuidad, sino porque el potencial de una "red eléctrica inteligente" como la de la SonnenCommunity es tan increíble que el operador está dispuesto a regalarles la energía si le dejan usarla.

El milagro del "Tesla alemán"


Sonnen es una empresa interesante. Aunque algunos los llaman el 'Tesla alemán' su historia comienza cinco años antes de las baterías de Musk, en 2010, con siete empleados. Hoy por hoy, ya cuenta con más de 300 y ha vendido más de 12.000 de sus baterías en Alemania. Aunque no se limita al país germánico: tras la ampliación de capital de 85 millones de dólares del año pasado, ya opera en más de media docena de países.

Pero todas estas cifras son lo de menos, no es interesante por eso. Lo es porque cuando hablamos de Sonnen estamos hablando de la BitTorrent Inc. de la energía. Una empresa centrada en crear comunidades capaces de producir, almacenar y compartir energía. Quizá el mejor ejemplo de que la transición energética se puede acometer desde abajo.

La clave no es la batería, es la red


Porque la clave del éxito de Sonnen no depende de su tecnología de baterías. Se podría hacer exactamente lo mismo con las baterías de Tesla o con microplantas de hidrólisis si las tuviéramos. La clave es la apuesta por la creación y sostenimiento de comunidadesorganizadas como mercados p2p.

Desde sus primeros tiempos, Sonnen comenzó a enganchar las baterías a internet y así se dieron cuenta que aunque los usuarios, de forma individual, tenían problemas para equilibrar producción y consumo, todos en conjunto sí lo conseguían.

Ante esto, decidieron crear una comunidad gestionada automáticamente que resolviera los problemas de suministro de los usuarios. Hoy SonnenCommunity tiene más de 8000 socios en Alemania y, efectivamente, compensan de forma muy efectiva producción y demanda.

El gran problema que la creación de una red paralela era algo muy complejo y muy caro, así que comenzaron a usar la red eléctrica general como el resto de usuarios. Gracias al sistema informático, la SonnenCommunity es capaz de compensar la energía que entra y la que sale de la red: de esta forma, cuando una casa saca energía de la red general, otro hogar mete la misma cantidad en el sistema.

Es lo que se ha denominado una 'enernet', una red eléctrica inteligente y distribuida capaz de adaptarse en tiempo real a una multiplicidad enorme de productores y consumidores interactuando a la vez. De hecho, es tan efectiva que los operadores alemanes se dieron cuenta de que mejoraba el funcionamiento de la red en su conjunto.

Energía gratis: una oferta que no se puede rechazar

Esto es tan revolucionario que, ante los requerimientos de los operadores eléctricos, Sonnen diseñó un nuevo producto: una tarifa plana de energía a coste cero (o casi) a cambio de permitir que sea la red la que gestione la batería y los generadores de forma autónoma.

Estamos hablando de 8000 baterías distribuidas por todo el territorio. Gracias a esa capacidad de almacenamiento agregada, Sonnen puede estabilizar la red eléctrica. Algo que nuestras redes antiguas no pueden hacer por sí mismas de forma eficiente y acaban por deteriorarlas.

Y, como digo, lo mejor es que como subrayan en Sonnen, están descubriendo que el sistema funciona en los sitios más insospechados. No se necesitan muchas horas de sol, ni legislaciones favorables: lo importante es que los 'early adopters' consigan generar un efecto red que inicie la bola de nieve de la transición energéticadesde abajo. ¿Estamos a la antesala de la verdadera revolución renovable?




¿que son los esclavos energéticos?




En este enlace hay un buen Comic sobre los esclavos energéticos, una metáfora para comprender el consumo energético que necesita nuestro estilo de vida.




ventajas y consejos para desconectar una vivienda de la red eléctrica


Leemos una interesante entrada en LowTech Magazine sobre la experiencia de uno de sus redactores desconectándose de la red eléctrica pública:

El autor esgrime dos razones para desconectarse de la red:

1ª Desconectarse de la red parece ser la clave para disminuir considerablemente la demanda de energía. Tener un suministro de energía limitado también fomenta el uso de tecnología energética más eficiente.

2ª Instalar un sistema solar y conectarlo a la red es, económicamente, una desventaja. Al menos aquí en España, más de dos tercios de la factura de la luz se compone de costes fijos. Incluso si consumiésemos mucha menos energía de la red eléctrica a causa del sistema solar, la factura se mantendría más o menos igual.

Y recomienda hacer algunas consideraciones antes de empezar:

Hay algunos aspectos a considerar antes de decidirse a instalar un sistema de energía solar fotovoltaica de baja tecnología:
  • Necesitarás suficientes horas de sol. Los paneles solares en balcones y repisas de ventanas no funcionan en todas partes. Un sistema similar al mío, pero 1000 km más al norte, producirían como media únicamente la mitad de la electricidad, con una diferencia mucho mayor entre invierno y verano.
  • Necesitarás la exposición correcta. Incluso en un clima soleado, no es posible el abastecimiento de energía solar si los balcones o las ventanas están orientados al norte, al noroeste o el noreste. La sombra de otros edificios o de árboles también puede echar al traste tus planes. Necesitas como mínimo unas 4 horas de sol directo en los paneles cada día.
  • Deberás estar preparado para reducir tu consumo de energía. Pocos habitantes de apartamentos tendrán suficiente espacio disponible para generar suficiente energía solar para un estilo de vida de alto consumo energético.
  • Puede que sea imposible cerrar algunas ventanas completamente. Los cables de los paneles solares entran en mi vivienda a través de una rendija abierta en la ventana corredera de mi oficina. En invierno cubro esta cavidad con corcho. No uso calefacción así que no hay pérdida de energía, aunque esto podría ser problemático en otras circunstancias. Probablemente no esté permitido hacer agujeros en ventanas o paredes si la vivienda está alquilada.
  • Pasarse a la energía solar en tu vivienda no hará que seas ‘100% sostenible’. Para producir los paneles solares y las baterías se utilizan combustibles fósiles. La electricidad que produzco es probablemente más intensivo en dióxido de carbono por kWh que la de la red eléctrica española, sobre todo porque mis paneles y baterías están fabricados en China. La única razón que hace mi sistema más sostenible al uso de la red eléctrica es porque te obliga a reducir considerablemente el consumo de electricidad.




mini turbina de generación hidroeléctrica



This river turbine provides clean and renewable energy 24 hours a day and it's enough to power a home! Cost saving and efficient, Idénergie’s river turbine is a state-of-the-art innovation in clean technology. Equipped with multiple smart features, allowing it to function in a large number of rivers, the river turbine represents the future of renewables.

The river offers the best energy potential compared to other renewable sources of energy. Providing reliable and constant energy 24 hours a day, Idénergie’s river turbine can meet the electric needs of a residence by producing, at maximum capacity up to 12 kWh daily.

Easy to Install: Idénergie’s river turbine is delivered disassembled, making its transportation to the most remote areas easier and facilitating its installation on site, requiring only two people and a few hours to be completed.