¿que son los esclavos energéticos?




En este enlace hay un buen Comic sobre los esclavos energéticos, una metáfora para comprender el consumo energético que necesita nuestro estilo de vida.




ventajas y consejos para desconectar una vivienda de la red eléctrica


Leemos una interesante entrada en LowTech Magazine sobre la experiencia de uno de sus redactores desconectándose de la red eléctrica pública:

El autor esgrime dos razones para desconectarse de la red:

1ª Desconectarse de la red parece ser la clave para disminuir considerablemente la demanda de energía. Tener un suministro de energía limitado también fomenta el uso de tecnología energética más eficiente.

2ª Instalar un sistema solar y conectarlo a la red es, económicamente, una desventaja. Al menos aquí en España, más de dos tercios de la factura de la luz se compone de costes fijos. Incluso si consumiésemos mucha menos energía de la red eléctrica a causa del sistema solar, la factura se mantendría más o menos igual.

Y recomienda hacer algunas consideraciones antes de empezar:

Hay algunos aspectos a considerar antes de decidirse a instalar un sistema de energía solar fotovoltaica de baja tecnología:
  • Necesitarás suficientes horas de sol. Los paneles solares en balcones y repisas de ventanas no funcionan en todas partes. Un sistema similar al mío, pero 1000 km más al norte, producirían como media únicamente la mitad de la electricidad, con una diferencia mucho mayor entre invierno y verano.
  • Necesitarás la exposición correcta. Incluso en un clima soleado, no es posible el abastecimiento de energía solar si los balcones o las ventanas están orientados al norte, al noroeste o el noreste. La sombra de otros edificios o de árboles también puede echar al traste tus planes. Necesitas como mínimo unas 4 horas de sol directo en los paneles cada día.
  • Deberás estar preparado para reducir tu consumo de energía. Pocos habitantes de apartamentos tendrán suficiente espacio disponible para generar suficiente energía solar para un estilo de vida de alto consumo energético.
  • Puede que sea imposible cerrar algunas ventanas completamente. Los cables de los paneles solares entran en mi vivienda a través de una rendija abierta en la ventana corredera de mi oficina. En invierno cubro esta cavidad con corcho. No uso calefacción así que no hay pérdida de energía, aunque esto podría ser problemático en otras circunstancias. Probablemente no esté permitido hacer agujeros en ventanas o paredes si la vivienda está alquilada.
  • Pasarse a la energía solar en tu vivienda no hará que seas ‘100% sostenible’. Para producir los paneles solares y las baterías se utilizan combustibles fósiles. La electricidad que produzco es probablemente más intensivo en dióxido de carbono por kWh que la de la red eléctrica española, sobre todo porque mis paneles y baterías están fabricados en China. La única razón que hace mi sistema más sostenible al uso de la red eléctrica es porque te obliga a reducir considerablemente el consumo de electricidad.




mini turbina de generación hidroeléctrica



This river turbine provides clean and renewable energy 24 hours a day and it's enough to power a home! Cost saving and efficient, Idénergie’s river turbine is a state-of-the-art innovation in clean technology. Equipped with multiple smart features, allowing it to function in a large number of rivers, the river turbine represents the future of renewables.

The river offers the best energy potential compared to other renewable sources of energy. Providing reliable and constant energy 24 hours a day, Idénergie’s river turbine can meet the electric needs of a residence by producing, at maximum capacity up to 12 kWh daily.

Easy to Install: Idénergie’s river turbine is delivered disassembled, making its transportation to the most remote areas easier and facilitating its installation on site, requiring only two people and a few hours to be completed.







sistema de calefacción con compost


No es fácil encontrar un sistema de calefacción económico hoy día. Una alternativa a los sistemas tradicionales de combustibles fósiles, es el sistema de calefacción basado en la capacidad del compost para incrementar su temperatura gracias a la degradación de la materia orgánica.

El sistema fue inventado en 1970 por un agricultor francés llamado Jean Pain. Utilizó compost para calentar su casa. Aunque este método puede parecer inusual, realmente funciona y te ayudará a ahorrar dinero durante el invierno.

Este sistema es ideal para usarlo en climas fríos para calentar a los animales de las granjas, para calefacción de invernaderos o edificios, incluso para tener agua caliente para nuestros baños. 

Instrucciones calefacción con Compost.

Una breve introducción de como funciona el proceso, primero habría que comenzar haciendo la pila de compost, mezclando materiales orgánicos en la proporción adecuada, tendremos que humedecer la pila para conseguir una humedad adecuada. La pila se debe mantener aireada para que los microorganismos presentes puedan respirar, colocaremos un sistema de mangueras o tubos dentro de la pila y cerraremos un circuito para llevar el agua caliente hasta un radiador.




Una bomba será la encargada de que circule el agua a través de los tubos o mangueras que hemos instalado y el radiador.

En la fase termófila, una pila de compostaje puede durar entre dos y tres meses. Así que podríamos tener calor suficiente para calentar agua gratis durante todo el invierno. Agua caliente 24 horas al día ¡gratis!.

La asociación sin ánimo de lucro, Compost to Power, pretender extender esta tecnología sostenible por todo el mundo:

Si estás interesado en el proyecto, aquí tienes una guía completa paso a paso.

Imágenes: proyecto de calefacción con compost de instructablesCompost Power Cornell University.

Si queréis profundizar mas en el tema, aquí tenéis un libro que os explicará paso a paso como montar tu propio sistema de calefacción con compost:










así funciona una central térmica gestionada por sus vecinos


En el barrio de Orcasitas, en Madrid, 2.300 familias gestionan su propia central térmica, que les proporciona calefacción por 36 euros al mes gracias a su peso negociador con las empresas que comercializan el gas y a la gestión personal que hacen de un servicio del que todos están orgullosos.

Rodeada de casas humildes de ladrillo visto, emerge en el centro de la plaza de la Asociación, en Meseta de Orcasitas, un edificio de colores con tres chimeneas que coronan la joya de la que más presume este barrio: su central térmica.

No es para menos, gracias a ella pagan tan solo 36,50 euros los 12 meses del año, consuman lo que consuman y con un impacto medioambiental mucho menor que el que produciría un barrio similar con calderas individuales o por bloques. “Estamos encantados, ¡cómo no íbamos a estarlo!”, es la respuesta más habitual entre los vecinos.